Primera valoración.

Hoy ha sido el "segundo" día de universidad y digo segundo entre comillas porque las clases todavía no han empezado y sólo hemos tenido una mini toma de contacto con la facultad, el profesorado y los servicios.

Somos aproximadamente unos 85 en primero. Por alguna razón, el primer día había en el salón de actos casi 120 personas, que se han visto reducidas a la cantidad arriba mencionada en el día de hoy. Qué decir que el primer grupo de inglés-alemán, de dos que hay ordenados por primer apellido (A-K/L-Z), que nos hemos reunido hoy a las tres de la tarde para que nos explicasen el funcionamiento de la biblioteca virtual, lo formamos... ¡¡14 personas!!
Así que una de dos. O aún siendo ya universitarios de manera oficial la gente sigue siendo tremendamente irresponsable por faltar los primeros días a clase, cuando se dan las jornadas de acogida o sencillamente han quedado muchísimas plazas libres. Un dato curioso es que las solicitudes duplicaban la oferta en junio... qué habrá pasado...

En estos dos días nos han explicado el funcionamiento de la facultad, la organización de la universidad, cómo ha sido la introducción íntegra de la facultad al EEES, cómo funciona la biblioteca del campus y la general de la universidad, cómo buscar documentación, qué hacer en caso de problemas con alumnos, profesores, personal no docente, etc.
Un dato muy curioso ha sido que nadie nos ha hablado de las normas de la universidad. No ha habido ningún "no se debe...". Perfecto, se demuestra así que ya no estamos en ningún centro de niños pequeños.



Asignaturas de primero (y de segundo, porque son todas continuaciones de las de primero):

Lengua A Español
Lengua B Inglés
Lengua C Alemán

A: Maestría. La lengua materna que conoceremos a la perfección y que será parte más que indispensable a lo largo de nuestra formación (y posterior profesión para los que se vayan a dedicar a este mundo.
B: "Proficiency". Lengua principal de trabajo, nivel altísimo en todos los aspectos de la lengua que nos permitirá realizar traducciones técnicas, focalizadas en ámbitos específicos como el jurídico, científico, etc.
C: Avanzado. Lengua secundaria de trabajo que deberemos dominar tanto como para poder realizar traducciones generalistas. De hecho, la interpretacción y traducción de la lengua C es una optativa de cuarto.
D: Casi que relax. Nivel elemental-intermedio. Aquí estoy de suerte porque el Aula de Idiomas de la universidad ofrece cursos de italiano que se reconocen por la universidad. De manera que la lengua D muy seguramente la empiece este año para tener ya los 12 créditos ECTS de 4º. De todos modos, pienso cursar optativas y dejar el italiano en la recámara. Si me veo apurado en cuatro años "disparo" el italiano haciendo que se reconozca el curso. Si voy relajado, hago optativas para aprender más.

Por último, parece ser que normalmente sobran plazas en Italia dentro del programa Sócrates-Séneca. Vamos, que tengo bastantes posibilidades de irme un año fuera allá, ¡de una ver por todas!

Y hablando de Erasmus... ya tengo una anécdota divertida que contar:

Resulta que hoy, como ya escribí arriba, los alumnos de inglés-alemán con apellidos de la A hasta la K teníamos de 3 a 4 una breve clase de introducción al sistema usado por la biblioteca para la consulta online de documentos, préstamos, búsquedas, etc. Por empeñarme en lavarme los dientes correctamente, incluyendo enjuague bucal, entre otras cosas, claro, llegué un poco tarde.

Entrada casi vacía excepto por dos chicas que reconocí de esta mañana. Pregunto si están esperando para el tema de traductores (ya se sabe, esa pregunta de la cual conoces la respuesta pero usas al considerar que decir "Hola, ¿dónde es lo de traductores?" es un poco precipitada). Respuesta lógica (sí). Han ido a la biblioteca y ahí por lo visto no era.

Escucho que gente que teníamos delante preguntando en información suelta la palabra "informática", y como tienen pinta de guiris (recordemos que el grado es en traducción e interpretación, inglés-alemán) sugiero que les sigamos. Total, que los tipos con pinta de guiris salen del edificio principal y se van al nuevo (que no está cerca, cerca, sino a un par de minutos andando). Entramos en el otro lugar, muy guapo y moderno, por cierto, y llegamos hasta una puerta donde hay más gente esperando.

Ohhh no... dos chicas hablando italiano y un puñado con pinta de guiri integral (los otros estaban un poco morenos). Cinco personas blancas, de ojos azules y rubias juntas, que no me suenan de esta mañana no pueden ser compañeros.

Primer alemán por la derecha y le pregunto: Perdona, ¿están esperando para el tema de la biblioteca, de traductores?
El amigo, bloqueado, me da una respuesta de la que logro entender las palabras "curso, alemán e informática". Poca información. Y por algo estoy en traductores, ¿no? I change the selected language in my mind computer and I ask him: "Do you speak English?" "Yes" "Better than Spanish?" (¡ahí, en plan cabrón!) "Ehhhh..." "Alright, we're looking for a classroom where we were supposed to recieve a lesson about how to use the library. This one isn't, is it?" "No, we're having a lesson about economics and management".

Pues no. No era.

- "Tiennes que irr a la bibblioteca. ¿Sabess dónde esstá?" - Comentó otra chica.
- Sí, gracias... thanks...

Y tiramos a caminar de vuelta al edificio principal, no sin antes pegándome una torta contra un cristal situado al lado de la puerte (también de cristal). Podrían poner una marquita o algo, la típica banda gris reflectante, para evitar piñas y ridículos como el mío... jejeje. Después de preguntar de nuevo y bajar a la planta -1, toqué (sí... yo...) en la puerta que me resultó ser la del aula nuestra. Bingo, para dentro y a recibir las instrucciones de uso.

Total. Gente que se viene de Eramus se viene de vacaciones. O al menos es lo que extraigo de mi pequeño intercambio de palabras con el amigo alemán. La chica se defendía mínimamente, lo que dijo lo hizo perfectamente, su compatriota... poquito. Sólo le faltaba la tabla de surf. Las italianas espero que español sí lo hablasen, no como la gente que desde aquí se va a italia porque "los idiomas se parecen y lo entiendo". Sí, métete tú a charlar con los compañeros italianos y te garantizo que calcio, giurisprudenza, voti, affari, macchina, tovaglia no son palabras cuyo equivalente en español sea parecido y como no sea por un contexto claro, no las sacas. Dile tú a un español que esté de erasmus "Dammi la tovaglia" para que veas qué te trae; dile "Francesco le ha dato un calcio in bocca" y más de uno pensará que Paco le dió una píldora o pastillita de calcio a alguien. Igualmente, ¿crees que yendo a Portugal también vas a entender a los portugueses cuando es la lengua que más se parece al español? Pues ya está.

Ojalá pongan una prueba de acceso previa y obligatoria en todas las universidades de salida y de llegada para garantizar que el alumno incoming o outgoing tiene un nivel de conocimiento de la lengua local no inferior al B1 europeo. Así te garantizas, por cierto, que el alumno al menos sabe de qué va la historia.

He empezado hablando de las jornadas de acogida y he acabado increpando al pobre alemán, que quizás sencillamente se bloqueó ante mi pregunta y estudió filología hispánica un par de años...

2 impresiones.:

Anónimo | 5 de marzo de 2010, 21:37

¿No es un poco excesivo lo del examen? Si se restringe la posibilidad de ir a X lugar a un alumno que quiera ir para aprender el idioma, se estaría cometiendo algún tipo de injusticia, porque no todos los alumnos que salen de Erasmus son políglotas.

BBrus | 6 de marzo de 2010, 9:46

El objetivo del programa Erasmus no es aprender desde cero la lengua del idioma del país al que uno va.

Durante seis, quizás nueve, meses se va a estar en un país extranjero yendo a clases que muy seguramente se impartirán en el idioma local. No es lógico ir sin conocer el idioma. No es ni lógico ni justo para los «contribuyentes» ya que muy seguramente irás becado y el dinero de dicha beca no crece en los árboles. Podría decir lo mismo de las becas MEC.

En definitiva, el estudiante Erasmus ideal es aquel que se va a un país en el que se habla una lengua que él conoce a un nivel medio, digamos B1 o B2 CEFR, que se va para tener una experiencia universitaria en un país extranjero, conocer otras costumbres y sistemas universitarios, estilos de vida.

Por supuesto que la marcha, fiesta y el «desfase» estará presente, pero siempre que se cumpla lo primero que he dicho.

Sé de algún que otro estudiante erasmus que la semana pasada volvió a su país de origen con algunos ceros en su expediente, y hablando un español que daba pena. ¿Es esto lo que queremos para el programa?