I Lodetti (IV) `La strage di Cefalonia´

Argostoli, 9 de septiembre de 1943

Así se supone que iba a empezar esta entrada. Mi intención era describir qué había ocurrido con el padre de Flavio, quien como indiqué en la primera parte de la saga de relatos, fue una de las víctimas de la masacre de Cefalonia. Después de haber pensado sobre la que se supone que iba a ser esta parte y al sentarme delante del ordenador a escribir, no sin antes recabar información sobre el suceso, no me siento ni con ganas ni con el coraje suficiente de "simplificar" esta masacre en un relato de ficción, convertir este hecho histórico en mero entretenimiento para mí y para quienes lean estos relatos. Conocía la historia de la división Acqui desde hace bastante tiempo.

Hoy ha sido cuando he ampliado información sobre los sucesos acontecidos en la isla griega en el mes de septiembre de 1943. Tras haberme leído varias páginas sobre el suceso, mi consciencia me ha obligado a cesar de leer; es la primera vez que me pasa.

Basta comentar que tras la partición de Italia en dos, después de la rendición del sector del ejército y del país fiel al Mariscal Badoglio y al Rey Vittorio Emmanuele III y el establecimiento de la Reppublica Sociale Italiana por Mussolini con sede en Saló, algunas unidades del Regio Esercito destinados a las numerosas islas griegas capturadas por los italianos dos años atrás recibieron órdenes contradictorias. Una de estas unidades era la trigesimo tercera división de infantería Acqui, que constaba de unos 11.5o0 efectivos, siendo de estos poco más de medio millar oficiales.

La división, comandada por el general Antonio Gandin había recibió del cuartel general del undécimo ejército italiano el día 8 de septiembre la orden de no entregar las armas a los efectivos de la Wehrmacht con los que compartían la custodia de la isla griega. La jornada posterior la instrucción contradecía la previa: había que rendirse deponiendo las armas. Las unidades italianas, superiores 1 a 5 en número, se encontraban en estado de alerta.
Días después, entre ultimata y ultimata del mando alemán a los italianos, los germanos continuaban recibiendo apoyo.

Una batería de artillería costera italiana avistó dos barcazas alemanas cargadas de suministros, armas y efectivos. Después de un par de disparos disuasorios por parte de los artilleros, la "Kriegsmarine" respondió al fuego. Si aún dudaban los italianos qué hacer, esta incertidumbre en sus mentes se desvaneció con el rugir de los obuses alemanes. Los italianos afinaron la puntería y mandaron a un navío a pique, mientras que el otro se rendía tras hasber sufrido cinco bajas. Los italianos, hartos del saqueo constante, de la falta de respeto, de la actitud soberbia de los alemanes, se negaron a entregar las armas y eran partidarios de, si fuera necesaria, la resistencia armada. El general Gandin se debatía en qué hacer y reunido en consejo de guerra tomaba desiciones poco significativas.

El día 15 de septiembre de 1943, en plena violación de las reglas de la guerra, del honor y de la caballerosidad de cualquier persona que se digne en llamarse hombre, los alemanes pidieron una tregua a las 09:00 que durase hasta las 13:00 del mismo día. El mando italiano aceptó y una hora después se encontró con bombarderos en picado alemanes bombardeando sus posiciones. El Regio Esercito, sin embargo, no recibió ayuda externa gracias a la estúpida burocracia inglesa y la cabezonería e incompetencia de la "Royal Navy", que hizo regresar a dos destructores de la marina italiana que se dirigían a Cefalonia con armas, municiones y tropas para reforzar a la Acqui. Que pese sobre la consciencia de los ingleses lo ocurrido.

No sin antes dar mucha caña a los germanos, aniquilando a un centenar de ellos capturando a casi un millar y habiendo capturado secciones de cañones autopropulsados, la superiodidad aérea alemana se hizo notar, así como la importancia de la ocupación por parte de los alemanes días antes de puntos estratégicos de la isla, los italianos comenzaron a sufrir numerosísimas bajas, muchas de ellas causadas por las tropas de montaña alemanas que asesinaron a centenares de italianos que entregaron las armas con o sin lucha previa, Antonio Gandin decidió que era necesario rendirse, no sin antes decirle a su estado mayor "nos fusilarán a todos".

Y así fue.

Le perdite complessive subite dalla Acqui a Cefalonia ammontano a 9640 uomini.




Más información:
Div. Acqui (IT)
Div. Acqui Cefalonia (IT)
Foro Segundaguerra (ES)
Exordio (ES)

Si la leéis, seguro que comprenderéis por qué, en el último momento, decidí no escribir esta parte de la historia...

1 impresiones.:

César | 21 de mayo de 2009, 17:17

Muy pero que muy interesante. Has decidido ponerte serio (en este caso la expresión no es del todo correcta, pues no es que antes no fueras serio, más bien lo contrario, pero creo que sabes a que me refiero) y contar los hechos históricos, a la vez dándole ese punto de vista, más personal, dando tu opinión sobre hechos tan trágicos y bárbaros.
Yo, que acabo de dar la 2da guerra mundial en clase (claro que tengo 16 años... Pero aún así) y me gustaba bastante la historia, no tenía ni idea de estos acontecimientos, nunca había oído hablar de ellos, y me han marcado mucho al leerlos.
Gracias por escribir algo así, siempre alegra a la gente aprender nuevas cosas.
Aunque sigo interesado en la historia Lodetti...