Oh, cazzo...

Quizás os acordéis de una entrada llamada Asociación de Ideas en la que comentaba el tremendísimo fallo de elección de mi modalidad de bachillerato y la mala orientación.

Pues bien, hoy he repetido el test en mi ordenador gracias a mi madre, que me ha pasado el programa (ventajas de tener una madre que trabaje de orientadora y profesora de universidad).

Aquí la prueba. Como veréis, tendría que haber ido directo a humanidades como tenía en un primer momento.



Y después de este bachillerato, a alguna carrera de las que arriba aparecen. Qué curioso que las única asignaturas que se me siguen dando bastante bien son Inglés (idiomas), Lengua Castellana (Comentarios de texto impecables, Periodismo, Imagen, RRPP) y Filosofía (Ex-ética, Humanidades).

Visto que, efectivamente, el tecnológico no está diseñado para "Bruses", pasemos a ver las carreras aconsejadas según mis "cualidades". He de decir que los apartados relacionados con el hábito de estudio se llevaron un buen tachón.



"Periodismo, RRPP y Comunicación Audiovisual, neuf points" al estilo Eurovisión. Inglés por detrás con trés décimas menos, dos por debajo Turismo y tres menos para el apartado de humanidades. Las ingenierías hundidas en la miseria con un 2.8 y 1.8.

Mamá, ya te dije yo que el hecho de que tu hijo montase LEGO a punta pala cuando era pequeño no significaba que fuese para ingeniero (risas en plan Paramount Comedy).

Por último tengo un apartado ordenado según gustos. Para no sobrecargar la entrada no voy a poner la foto, pero os comento que el apartado ganador (RRPP, etc.) sigue en cabeza con un 7.5 sobre 10 según gustos; derecho y admon. as runner up con un punto menos; empresariales con un aprobado raspado y las filologías y carreras de humanidades se hunden con un suspenso.

Así que decidido chicos, mi carrera muy seguramente estará entre las siguientes:

- Turismo
- Comunicación Audiovisual
- Relaciones Públicas y publicidad
- Periodismo

Así que en caso de que falle el tema de piloto (toco madera) tendré la espalda un poco más cubierta al tener una diplomatura o licenciatura, podré acceder a oposiciones a AENA o dedicarme a la labor propia de mi titulación, con algo de suerte acabando en algún puesto importante de la industria cinematográfica (y entonces me compraré mi propio avión a lo John Travolta).

Che rompipalle...

Vaya gente.

Hoy no había clase de filosofía. Este hueco "humanístico" que tenemos los martes lo cubren Toñi y sus clases de Historia de España contadas por una profesora que realmente se mete en el papel y se emociona mientras nos relata lo que sucedió en el país hace setenta años.

Quien haya leído entradas anteriores lo sabrá ya. "Vueltas en la cama hasta las dos" incluye no dormirse hasta dicha hora, con lo que acabas durmiendo apenas cinco horillas de nada antes de despertarte (no confundir con levantarte). Esta falta de sueño hay que contrarrestarla con algo y qué mejor manera que cerrar los ojos un ratito mientras nuestra querida profesora llena la pizarra con garabatos trazados con un rotulador rojo casi vacío que, de todos modos, no alcanzaría a ver aunque me lo propusiera entre su caligrafía peculiar, lo poco que destaca el color en el fondo blanco y lo mal que veo a más de media docena de metros con gafas en vez de lentillas.

Me coloco estratégicamente detrás y un poco desplazado a la izquierda de un compañero para que su cuerpo cubra el campo de visión de la profesora. Cruzo los brazos encima de la mesa y apoyo mi frente contra el antebrazo izquierdo. Shutdown. Ordenador en "hibernación".

Ahora es cuando comienza el momento en el que entro en un estado de "semivigilia" en el que mi imaginación dirige un sueño semiconsciente. Algo muy interesante hasta que se acaba, lo que normalmente ocurre cuando un compañero te da un golpe en el hombro o en la cabeza mientras te alerta de que el profesor se está acercando (como si fueran tontos y no me hubieran visto ya echo polvo encima del pupitre).

Esta vez el aviso ni hizo falta. Alcé la cabeza, abrí los ojos y vi a cinco simplones de mi clase mirandome con cara de subnormal y una sonrisa estúpida. Risitas. Claro, es que nunca han visto a alguien quedarse sopa en clase. Pobres. A ver si atienden a lo que está comentando la profesora, que ellos son los que se quejan de las clases, no yo.

Para ponerle la guinda al pastel a la clase de Historia de España, cuando la profesora explicó que el gobierno de la república entregó armas a la población para defenderse de y combatir contra el bando nacional y le respondí que "lo que hizo esto fue que saliera la gente a vengarse de algunos sectores de la población y en especial de la iglesia, creando una milicia descontrolada al no ser parte de ninguna formación regular del ejército" un par de listillos gritaron "¡¡facha!!" y "¡¡fachento!!". A ver qué tendrá que ver esto con ser fascista o no, da gracia que te lo griten tres niños que el primer conflicto podrán haber vivido sería la Guerra de los Balcanes y muchos dudo incluso que sepan en qué consistió dicha contienda.

Bah.

Asociación de ideas II

Luces apagadas y música lenta que llena el ambiente.

Clase de filosofía a tercera hora.

Asociación de ideas por contigüidad. La verdadera escencia de un creador. El de llegar a Z partiendo de A, imaginación sin límites. Sentir y recordar. Volar en el tiempo cerrando los ojos.

Te debo una entrada. Me estoy retrasando muchísimo en escribirla pero no me he olvidado de ella. Seguramente llegará el día en el que diré que en realidad no tenía importancia nada de lo que iba a escribir.


El mundo es demasiado grande

Chiudendo gli occhi
Scivoli via da me

Asociación de ideas

Buen comienzo.

A pesar de que sean las cuatro y media de la tarde no estoy desanimado, aunque a media hora del momento previsto ya me está entrando algo de sueño. El buen comienzo es que estoy escribiendo en el blog un lunes a esta hora. Algo nunca visto desde noviembre, si no recuerdo mal.

Me apetece escribir sobre dos cosas: Orientación profesional y asociación de ideas. Dos temas que a primera vista no tienen relación alguna, ni a segunda, ni a tercera. Todo lo contrario al segundo tema, que precisamente trata de conexiones entre pensamientos.

Orientación profesional

Hace casi dos semanas no tenía otra cosa que hacer en la sala de informática que abrir el "Quake 3 Arena" que estaba instalado en uno de los ordenadores. Para los que no lo sepáis, este "Quake" es un jueguito arcade de tiros con unos cuantos años de antigüedad. Sin entrar en detalles, esa partida improvisada se saldó con mi expulsión de clase después de que el profesor amenazara con echar a todo el mundo de la sala si no salía yo. Hábil forma de lograr que saliera del aula, utilizando a los compañeros.

Hoy regresamos a los ordenadores y esta vez sí que hice lo que tenía que hacer. Entré en una aplicación bastante interesante sobre orientación profesional y salidas del bachillerato. Entre toda la información disponible estaban dos cuestionarios que, al finalizarlos, te daban una lista de las carreras que más se ajustaban a tu perfil.

Son ya dos fuentes distintas y completamente independientes entre ellas las que me indican que las diplomaturas y licenciaturas más adaptadas a mí son:

Fuente 1 (Cuestionarios de orientación):

Turismo
Periodismo
Comunicación Audiovisual
Publicidad y Relaciones Públicas

Fuente 2 (Test "mypersonality"):

Ciencias Políticas
Periodismo
Comunicación

Perfecto para un tipo que está metido en un bachillerato tecnológico. Vete tú a saber por qué razón no te hacen estos tests cuando estás terminando la ESO. Hoy la diplomatura de turismo ha ganado muchos puntos y estoy empezando a barajar publicidad y relaciones públicas.

Second part of this new entry coming soon...

Número de serie.

Desde hace un mes los días pasan de otra manera.

No son especiales, no hay novedad. Hay rutina espiritual, todos los días pasa lo mismo. Todos.
Pasa por tu cabeza la necesidad de un cambio que nunca llega a aplicarse. Horarios, actividades, movimientos, sensaciones. Siempre igual.

La fecha de tu reloj cambia cada venticuatro horas dejando atrás jornadas que parecen meros números de serie de una sobreprodución de días rutinarios.

Ya no me da tiempo de hacer nada por la tarde. El desánimo me golpea a las cuatro, el sueño me ataca a las cinco y a las seis las ansias de realizar cualquier actividad son nulas, a las siete tendrías que ir a una escuela de idiomas a la que faltas con demasiada asiduidad, a las ocho llega la familia a casa; a las nueve deberías salir a la escuela de idiomas y es a las diez a la hora a la que te levantas después de esa siesta larguísima.

Cenar algo a las once, levantarse del ordenador a las doce para pasarse cuatro minutos y medio de cronómetro en el baño lavándote los dientes, entre cepillo, enjuague bucal y mirarte al espejo para decirte a ti mismo "estás más gordo", "qué pelos tienes" o sencillamente autolanzarte una mirada penetrante antes de volver a tu habitación y apagar la pantalla a la una de la madrugada. Vueltas en la cama hasta las dos.

Ahora son las doce y media. Empieza una nueva semana: más exámenes, más aburrimiento en clase, más siestas forzadas por el agotamiento, más desesperación y más ganas de que llegue el viernes para hacer absolutamente nada. Sólo esperar a que otra serie de siete días comience.

Una y otra vez.

¿Hasta cuándo?




You could give me a million reasons, change the world and change the time
Could not give me the secrets of your heart and of your mind
In the darkness that surrounds me now there is no peace of mind
You careless words undo me, leave the thought of us behind.


Gracias a Paco por animarme a escribir esta entrada mientras hablaba con él. En vez de escucharme me interrumpió con un "escribe".

Filo.

Nunca pensé que me iban a gustar tanto las clases de filosofía. He llegado a tal punto que el único día en el que de verdad me duele llegar tarde al instituto son los jueves.

La que fuera una de mis asignaturas "negras" el año pasado es ahora una de mis preferidas este curso. La participación te hace darle a las neuronas mucho más que en otras asignaturas más matemáticas, en las que el proceso llega a ser tan mecánico que no te sirve de nada saber razonar. Me encantan esos momentos en los que te ves obligado a contradecir al autor, a la profesora o a los compañeros.

No me atrae la clase sólo por lo que hacemos en ella, si no más bien por la posibilidad de extrapolar lo que estoy aprendiendo a la vida cotidiana y en concreto a este blog, como habréis podido comprobar en alguna de mis entradas. La anterior, sin ir más lejos es David Hume al cien por cien con tanta idea y sensación.

Es este autor escocés el que estamos estudiando ahora y el que tantas vueltas me está dando en la cabeza. Su visión puramente escéptica del mundo es increíblemente interesante, te hace recordar la trama de Matrix constantemente y te hace dudar de muchísimas cosas, aunque acabes por volver a poner los pies en la tierra y a afirmar que todo lo que ves es real y uno una mera percepción de tus sentidos.

Es en esta percepción, en estos sentidos, en las ideas y los recuerdos en donde encuentro más a Hume. Como tipo melancólico que soy, un tío que cuando se va a la cama se queda mirando al techo y se pone a pensar en mil cosas distintas, esta visión me apasiona. Darle vueltas a la obviedad de que el sentimiento es más fuerte que el recuerdo, pensar con cariño en el pasado.

Giorni, settimane, notti senza luna.

[...]

Semplici emozioni vive sulla pelle tutte le risposte in una corsa folle e tu che dicevi l'amore è solo una parola... ma io ci credo ancora ma io lo vivo ancora perchè ricordo ancora.

01:12

Las impresiones tienen más fuerza, más intensidad que las ideas. Impresiones, sensaciones; ideas, recuerdos.
Se borran del corazón y de la mente con cada golpe de reloj.

Las ideas son imágenes atenuadas de las impresiones. Impresiones, sensaciones; ideas, recuerdos.
En sueño se viven, no sólo se recuerdan.

Momentos en los que suspirar te hace sentir y revolverte por dentro. Los cinco sentidos hacen un amago de reactivación en un intento de sentir lo que está guardado en la memoria. Lo que de verdad hace daño es que lo consiguen. Casi logras volver a estar ahí, en ese preciso lugar, en ese preciso instante.

Sabes con certeza que esta reminiscencia un día no iniciará ninguna sensación. Serán memorias para siempre archivadas en la biblioteca de tu vida con un número de serie reflejo de una fecha y una marca que destaque el libro entre todos los demás.

Hasta que ese día llegue seguirá ocurriendo todo esto. Recuerdo, sensación. Soy un inmaduro en este aspecto. Lo sé, lo acepto y hasta puedo decir que me gusta.

01:42

A volte mi vorrei fermare, trovare il tempo e respirare in questa corsa per un niente, restare qui con la mia fantasia, sempre meno mia, e fuggire così...