Poca consideración se merecen.

Una buena mezcla de factores es la que me ha hecho empezar a escribir esta entrada un lunes a las tres y media de la mañana, teniendo que levantarme en apenas tres horas para ir al instituto... en caso de que lo haga, ya que para bien o para mal sigo con un resfriado del copón.

Una de las razones por las que escribo esto es porque me ha venido a la cabeza el blog de una amiga mía, de Laura [espacio publicitario: Clica aquí para visitarlo]. Un blog de clarísimo corte feminista pero muy interesante, que me ha servido como buena base para empezar a pensar sobre algunos temas...

Otro de los motivos han sido algunos eventos que calificaría de poco agradables que le han sucedido a algunos amigos míos durante los últimos días.



Estoy hablando de la "primariedad". Ahora os preguntaréis... ¿primariedad? ¿Qué es eso? What's that? Cos'è? Este termino, inventado por mí, surgió a raíz de un par de comentarios de amigos y compañeros de clase hará cosa de un mes.

4.
adj. Primitivo, poco civilizado.

Poco civilizados. Instinto animal puro para nada disimulado por la capacidad de raciocinio humana. Interpretar el sexo como algo escencial para las relaciones interpersonales (dejemos la supervivencia de la especie aparte) y para autosatisfacerse. Ver esto como un pilar y no como un complemento a cualquier relación (como complemento está genial, no lo voy a negar).

Y así nacio este término. Así se lo expliqué a algún familiar mío y a alguna amiga. Sobra decir que ambos estaban de acuerdo y que compartían mi punto de vista al 100%.

Y ahora es inevitable pensar... ¿y qué tenía que ver el blog de Laura con todo esto? Fácil. El mero hecho de ser un blog feminista ha introducido en mi cabeza la idea de que los hombres, en un porcentaje bastante alto cuando hablamos de adolescentes son unos primarios puros (hablo en tercera persona del plural porque no me considero dentro de esa mayoría).



Aquí está. Entrada cortita, realmente estúpida (posiblemente la más estúpida hasta la fecha) y que dice más bien poco, excepto que la mayoría de los adolescentes HOMBRES son unos primarios. Poca consideración se merecen, especialmente los que llevan esta primariedad hasta los extremos del abuso.

Aunque pensándolo mejor, estos últimos se merecen menos que poca consideración. Si comento lo que me gustaría hacer con ellos, entraría en terrenos peligrosos a nivel legal. Os podéis hacer una idea, ¿no?

1 impresiones.:

LOLA | 1 de diciembre de 2008, 6:25

Son las 7 y algo de la mañana, y a mí no me parece estúpido el artículo.. Me parece interesante, a veces escribir lo que todos (espero!) podemos pensar, está bien... No todo tiene por qué ser filosofía, análisis, símbolos. Yo también tengo alguno de éstos en mi blog... ''La carne ganó en Eurovisión'' etcétera.
Buenos días Brunet!